Publicado el Viernes, 29 de abril de 2011

Condenaron a un proxeneta de Santa Fe por trata de personas



Juan Ramón “Pollo” Rojas fue condenado hoy por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Santa Fe a la pena de 17 años de prisión al encontrarlo responsable penal del delito de trata de personas, en calidad de autor. Los jueces federales le unificaron la pena con otra -por robo calificado- y además lo declaró reincidente. Continuará detenido en el penal de Las Flores, donde está privado de la libertad desde los primeros días de noviembre de 2009.

Los magistrados Roberto López Arango, Lilia Carnero y Otmar Paulucci (los dos primeros de Paraná y el restante de Rosario intervinieron porque el tribunal natural ya había juzgado al primer eslabón de la red y por lo tanto ya había opinado) encontraron a Rojas responsable del delito de trata de personas, una calificación moderna, incorporada hace un lustro en la legislación local. El fiscal General Martín Suárez Faisal pidió una pena de 18 años de cárcel, solamente por el delito cometido en la causa debatida en las últimas horas.

Rojas no fue juzgado antes por este delito porque estuvo prófugo por el término de 10 meses en 2009, cuando el TOF santafesino llevó adelante el primer juicio oral en el país por el delito de trata. En esa ocasión condenó a la captadora dentro de red, una mujer llamada Julia Nuñez, de 57 años y oriunda de Cabaña Leiva.

El  intermediario entre Rojas y Nuñez fue un ex preso del penal de Las Flores, que “rancheaba” con Rojas en otros tiempos. El evadido se llama Héctor Rousselot y se encuenta prófugo desde 2009 cuando aprovechó el beneficio de una salida transitoria para no volver más a prisión. Desde la cárcel coordinaba con hampones la captación o entrega de chicas para ser explotadas en cabarets. Fue así que logró “venderle” a Rojas dos mujeres, una de ellas menores de edad, que el “Pollo” trasladó a la provincia de Buenos Aires para explotarlas en el Cabaret “Mimo”, en la localidad de América.

El Pollo logró evadir la persecución de la Justicia, pero en los primeros días de noviembre de 2009 fue detenido en Quilmes en el marco de una causa por falsificación de  instrumento público destinado a acreditar la identidad de las personas.

El 2 de diciembre de 2009 fue indagado por el juez Federal N° 2, Francisco Miño, que lo procesó una semana después  como presunto autor del delito de trata de personas.

El Ministerio Público Fiscal le imputó a Rojas, en el requerimiento de elevación a juicio, “su participación en carácter de autor de la comisión del delito de Tráfico de personas al haber recibido en el mes de enero de 2009 de parte de Héctor Alfredo Rousselot y previo acuerdo con éste, a la menor Carolina Fernández con los fines de ejercer la prostitución. Se le imputó además haberse entrevistado en fecha 9 de febrero de 2009 con Julia Arminda Nuñez en la estación de servicios ubicada en calle Gorriti y Blas Parera de esta ciudad y haber recibido de parte de la nombrada –conforme lo convenido previamente- con ella y/o con Héctor Alfredo Rousselot, a Viviana Noemí Ruíz a quien posteriormente bajo amenazas contra la hija, la privó de la libertad, trasladándola finalmente a la localidad de América, Provincia de Buenos Aires, donde la hizo ejercer la prostitución en el cabaret denominado ‘Mimo'”

Este viernes fue condenado a 17 años de cárcel, de los cuales 7 de ellos corresponden a la pena anterior por robo. Los fundamentos serán leídos el 6 de mayo.

Vía: Notife.



TAGS: