Publicado el Miércoles, 22 de agosto de 2012

Desarrollan un proyecto para reciclar lámparas de bajo consumo



El profesor del taller de electrónica de la escuela ENET 1, Martín Kahneman desarrolla junto con sus alumnos un proyecto de producción que consiste en reciclar lámparas de bajo consumo y convertirlas en LEDS.

lampara

Indicó que “de esa forma tenemos ahorro en materiales y contribuimos con la ecología al no tener lámparas de bajo consumo que tienen estaño, plomo y mercurio. Además es conveniente utilizar los LEDS ya que son elementos que duran mucho tiempo, tienen un costo accesible y son aproximadamente la mitad de una lámpara de bajo consumo”.

Además agregó que “el proyecto debe ser aprobado por el Consejo General de Educación y así se podrá implementar como un plan de trabajo y producción para usar las instalaciones del taller como una mini industria”.

La escuela cuenta con otros proyectos como el de luz de emergencia que se basa en la misma tecnología. Estos proyectos tienen que ver con el uso racional de la energía y el cuidado de la ecología.

El profesor explicó que “la diferencia en el consumo es bastante grande, ya que la duración de los LEDS ronda aproximadamente en 50.000 contra 8.000 horas de una bajo consumo y unas 2.000 de una lámpara común. Además, casi el 50% de los componentes de una lámpara bajo consumo original se reutilizan para hacer los LEDS”.

La gente puede colaborar llevando a la escuela lámparas de bajo consumo así se puede comenzar con el proyecto de producción, el cual este año comenzará con 100 lámparas y con la idea de extenderse el próximo año.

Asimismo, el docente indicó que “en la escuela ya se han reemplazado luces de emergencia por LEDS. El año pasado se hicieron pruebas para ver la durabilidad, por eso hemos comprobado que son muy convenientes. También aprender a reciclar es importante y muy útil”.

Además, otro de los profesores, Baltasar Llobet indicó que “en el establecimiento los alumnos reparan televisores de diversas marcas y modelos, con el objetivo de comprar materiales y mantener el taller, además de brindar ayuda a aquellos chicos que tengan bajos recursos y no puedan obtener sus elementos de trabajo”. Agregó que “el reparado de televisores demora un poco más que el de un servicio privado porque además, los utilizamos como material didáctico para que los chicos aprendan”.

Vía: El Once.



TAGS: